Un buen auto al mejor precio

Comienza el año, y tal vez una de tus resoluciones sea adquirir un nuevo vehículo. Las razones pueden ser variadas: tu auto ya no da para más, deseas cambiar por un pago más bajo o quieres algo que consuma menos combustible.

Te presentamos algunos detalles que debes tomar en consideración al momento de lanzarte a esta tarea para que no te den gato por liebre y puedas sacarle el mayor provecho a tu inversión.

  • Ten claro el tipo de auto que necesitas. Proyecta tu vida y tus necesidades a mediano plazo y considera si puedes mantener un auto compacto, o si necesitas algo más familiar. Tal vez quieres uno deportivo, de carga, entre otros.
  • Establece un presupuesto. Si el auto es nuevo o usado va a ser determinante en el costo. En términos financieros, podrías encontrar una menor oferta en la compra del auto nuevo, sin embargo, un auto usado significaría un precio más bajo. En tal caso, lo importante es que el vehículo se esté en buenas condiciones, sin desperfectos mecánicos.
  • Prueba el auto. Ya sea que lo compres en un concesionario o que lo vayas a comprar directamente a un particular, debes probar que el vehículo funcione al 100% y que te sientas cómoda. Si tienes alguna duda, mejor sigue buscando otras alternativas.
  • Asesórate sobre el gasto por mantenimiento. El consumo de gasolina, el costo de piezas de remplazo, entre otros detalles te darán un panorama más claro de lo que tendrás que invertir en tu auto mientras sea de tu propiedad.
  • Busca el mejor financiamiento. Aunque siempre dependerá del historial de crédito, infórmate sobre la mejor tasa de interés y gasto total de financiamiento, en las diversas instituciones, sea cooperativa, banco o financieras.

 

Leave a Reply