Ford apunta a vehículos totalmente autónomos para transporte compartido en 2021

Ford anuncia hoy su intención de contar con un vehículo nivel SAE con capacidad para 4 personas y totalmente autónomo en grandes volúmenes para uso comercial en 2021, en un servicio de transporte compartido o solicitado mediante aplicaciones del teléfono.

Para conseguirlo, la empresa está invirtiendo o colaborando en cuatro emprendimientos nuevos a fin de mejorar el desarrollo de su vehículo autónomo, duplicando su equipo de Silicon Valley y doblando con creces su campus de Palo Alto.

“La próxima década se definirá por la automatización del automóvil, y observamos que los vehículos autónomos tienen tanto impacto sobre la sociedad como lo tuvo la línea de montaje móvil de Ford hace 100 años”, comentó Mark Fields, presidente y CEO de Ford. “Estamos abocados a sacar a la calle un vehículo autónomo que pueda mejorar la seguridad y resolver desafíos sociales y ambientales para millones de personas, no solo para quienes puedan pagar vehículos de lujo”.

Los vehículos autónomos de 2021 son parte de Ford Smart Mobility, el plan de la empresa para ser líder en vehículos autónomos, como así también en conectividad, movilidad, la experiencia del cliente y datos y análisis.

Ford_Fusion_AV_01_HR

Impulso en el liderazgo de vehículos autónomos

Aprovechando más de una década de investigación y desarrollo de vehículos autónomos, el primer automóvil totalmente autónomo de Ford será un vehículo con capacidad para 4 personas nivel SAE (clasificado por la Society of Automotive Engineers) sin volante ni pedales de acelerador y freno. Se está diseñando específicamente para servicios de movilidad comercial, como transporte compartido y solicitado mediante aplicaciones del teléfono, y estará disponible en grandes volúmenes.

“Ford ha estado desarrollando y sometiendo a prueba vehículos autónomos durante más de 10 años”, comentó Raj Nair, vicepresidente ejecutivo de Ford y responsable del área técnica del departamento Global Product Development. “Nuestra ventaja competitiva radica en la capacidad de combinar el software y la tecnología de detección con la ingeniería sofisticada necesaria para fabricar vehículos de alta calidad. Eso es lo que se necesita para lograr que los vehículos autónomos sean una realidad para millones de personas de todo el mundo”.

Este año, Ford triplicará su flota de vehículos autónomos de prueba a fin de convertirla en la flota de prueba más grande de cualquier empresa automotriz, elevando la cantidad a unos 30 vehículos sedan Fusion Hybrid autónomos en las calles de California, Arizona y Michigan, con planes de triplicarla otra vez el año próximo.

Ford fue la primera empresa automotriz que comenzó a probar estos vehículos en Mcity, el entorno urbano simulado de la Universidad de Michigan, la primera empresa automotriz que demostró públicamente el funcionamiento de los vehículos autónomos en la nieve y la primera empresa automotriz que probó sus vehículos autónomos en investigación a la noche, en la oscuridad absoluta, como parte del desarrollo de los sensores LiDAR.

A fin de ofrecer un vehículo autónomo en 2021, Ford está anunciando cuatro inversiones y colaboraciones clave que están ampliando su importante investigación en algoritmos avanzados, mapeo en 3D, LiDAR y sensores de radares y cámaras:

  • Velodyne: Ford ha invertido en Velodyne, líder en detección de luz y sensores de localización (LiDAR) con sede en Silicon Valley. El objetivo es lograr rápidamente la producción masiva de un sensor LiDAR más accesible para automóviles. Ford tiene una relación de larga trayectoria con Velodyne, y fue una de las primeras empresas en utilizar LiDAR tanto para mapeo de alta resolución como para conducción autónoma hace más de 10 años
  • SAIPS: Ford ha adquirido la empresa de visión por computadora y aprendizaje automático con sede en Israel para reforzar aún más sus conocimientos prácticos en inteligencia artificial y mejorar la visión por computadora. SAIPS ha desarrollado soluciones algorítmicas en términos de procesamiento de imágenes y de video, aprendizaje profundo, procesamiento y clasificación de señales. Esta experiencia práctica ayudará a los vehículos autónomos de Ford a aprender y adaptarse a los alrededores de su entorno
  • Nirenberg Neuroscience LLC: Ford ha firmado un acuerdo de licencia exclusiva con Nirenberg Neuroscience, empresa de visión artificial fundada por la Dra. Sheila Nirenberg, neurocientífica, quien descifró el código neural que utiliza el ojo para transmitir información visual al cerebro. Esto ha propiciado una poderosa plataforma de visión artificial para navegación, reconocimiento de objetos, reconocimiento de rostros y otras funciones, con muchas aplicaciones potenciales. Por ejemplo, la Dra. Nirenberg ya la está aplicando al desarrollo de un dispositivo que permite a pacientes con enfermedades degenerativas de la retina recuperar la visión. La asociación de Ford con Nirenberg Neuroscience ayudará a aportar inteligencia semejante a la humana a los módulos de aprendizaje por computadora del sistema de conductor virtual de su vehículo autónomo
  • Civil Maps: Ford ha invertido en Civil Maps, empresa con sede en Berkeley, California, para desarrollar aún más sus capacidades de mapeo en 3D de alta resolución. Civil Maps fue pionera en el desarrollo de una técnica innovadora de mapeo en 3D escalable y más eficiente que los procesos existentes. Esto ofrece a Ford otra manera de desarrollar mapas en 3D de alta resolución de los entornos de los vehículos autónomos

Expansión de Silicon Valley

Ford también está expandiendo sus operaciones en Silicon Valley, y crea un campus dedicado en Palo Alto.

Sumando dos nuevos edificios y 150.000 pies cuadrados de espacio de trabajo y laboratorio al lado del Centro de Innovación y Desarrollo actual, la ampliación del campus aumenta la huella local de la empresa y apoya los planes de duplicar el tamaño del equipo de Palo Alto para fines de 2017.

“Nuestra presencia en Silicon Valley ha sido parte integral del objetivo de acelerar el aprendizaje y los resultados que impulsan a Ford Smart Mobility”, comentó Ken Washington, vicepresidente de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford. “Nuestro objetivo era llegar a ser miembro de la comunidad. Hoy, estamos trabajando activamente con más de 40 emprendimientos nuevos, y hemos desarrollado una fuerte colaboración con muchas incubadoras, lo que nos permite acelerar el desarrollo de tecnologías y servicios”.

Desde que se inauguró el nuevo Centro de Innovación e Investigación de Ford en Palo Alto en enero de 2015, el predio ha crecido rápidamente hasta convertirse en uno de los centros de investigación de fabricación automotriz más grandes de la región. Hoy en día, cuenta con más de 130 investigadores, ingenieros y científicos, quienes trabajan en pos de la colaboración de Ford con el ecosistema de Silicon Valley.

La innovación e investigación multidisciplinarias del Centro de Innovación e Investigación de Palo Alto son las más nuevas de prácticamente una docena de centros globales de investigación, innovación, TI e ingeniería de Ford. El campus ampliado de Palo Alto se inaugura a mediados de 2017.